Registros Akáshicos

LECTURA DE REGISTROS AKÁSHICOS

Todo lo acontecido, pensado, dicho o vivido por un Alma a lo largo de su existencia queda grabado en un archivo al que podemos acceder a través de la lectura de Registros Akáshicos.

Los Registros Akáshicos son una dimensión de la conciencia que alberga la impronta del viaje del Alma, a través del espacio-tiempo tanto material como inmaterial. Es también conocido como el «Libro de la Vida« y permite acceder al conocimiento presente, pasado y futuro de todas las cosas.

La lectura del Registro Akáshico tiene como objetivo acceder al archivo memorial de los planos vibracionalmente más elevados. En ellos quedan registrados la actividad evolutiva de todos los seres que han habitado en la Tierra, donde hay registro de su energía. Dado que el plano mental es la dimensión más elevada, el Lector de Registros accede a través de él para recibir la información necesaria de planos más elevados para ayudar al paciente a apoyarlo, orientándolo acerca del camino más propicio a tomar en todos los senderos de su vida.

Una lectura consiste en abrir el Registro del Alma del paciente y permitir que emerja la información necesaria para su progreso, avance y evolución en ese momento. Se trabaja directamente con las preguntas que éste realiza, habiendo reflexionado previamente a la sesión sobre qué es lo que desea o necesita conocer en ese momento para continuar avanzando en su desarrollo.

Los hechos y datos grabados en la memoria de cada plano dimensional son acerca de:

  • Acontecimientos relacionados con los reinos mineral, vegetal y animal.
  • Experiencias de vida del ser humano: familiares, clanes, razas, grupos, naciones y civilizaciones desarrolladas a lo largo de la historia.
  • Puertas dimensionales que conectan con actividades interterrenales.
  • Formas mentales y energéticas resultantes de los deseos y pensamientos humanos.
  • Otras vidas y experiencias.

Lo que debes saber antes de la lectura de Registros Akáshicos

La información obtenida durante una lectura es aquella que se necesita para el momento presente. No se obtienen respuestas a preguntas sobre tiempos exactos, por lo que se aconseja que las preguntas comiencen con las fórmulas «¿Por qué…?, ¿Para qué…?, ¿Con qué obtetivo…?, ¿Cómo…?…»

Se recomienda evitar preguntas del tipo «¿Cuándo…? ya que el tiempo es relativo. Las preguntas de respuesta cerrada (sí o no) tampoco proporcionan mucha información, pero pueden realizarse si así se desea.

Las respuestas son orientaciones y responden a nuestras inquietudes de alma, no son una guía de actuación, por lo que no encontraremos una forma detallada de cómo vivir nuestra vida, ya que éste no es el propósito de conocer estas informaciones. El libre albedrío es lo por lo que se rigen nuestras vidas y la forma en que las encaminemos será una decisión de cada uno.

 

Qué esperar de una lectura de Registros Akáshicos

Lo que cabe esperar de una lectura de Registros Akáshicos es acceder a información que nos ayude en nuestro crecimiento personal y en nuestra evolución. Es una herramienta para conocernos más a nosotros mismos y entender distintos aspectos que quizás desconocemos hasta ese momento. Cada lectura nos ayuda a conectar más con nuestra alma, los deseos de vida, nuestro camino y en definitiva con nuestro ser más profundo.

Lo que no debemos esperar es obtener respuestas precisas o predeterminadas a nuestras preguntas, que las situaciones que atravesamos en ese momento concreto se resuelvan por sí mismas de un día para otro. O pensar que únicamente con la lectura se dará solución para aquello que nos atormenta.

Con lectura de nuestros Registros Akáshicos ponemos en marcha un mecanismo de limpieza y sanación de alma, pero somos nosotros los que debemos poner en práctica aquello que hemos recibido, integrarlo e iniciar el camino por los senderos que nos han mostrado.

 

¿Cada cuánto se puede realizar una lectura de Registros Akáshicos?

Entre una lectura y otra se aconseja que pase un mínimo de mes y medio o dos meses, para asimilar lo recibido, integrarlo y que nos de tiempo para realizar el aprendizaje que esta terapia nos brinda. De este modo podremos conectar más con nosotros mismos.

Deja un comentario