Te traemos unos sencillos tips que te ayudarán a evitar las manchas en la piel durante la época estival

Todos tememos ese momento del verano cuando aparecen los primeros rayos intensos de sol y nuestras manchas cambian inevitablemente al color chocolate. ¡Pero no hay necesidad de tenerles miedo! Con unos cuidados específicos y los productos adecuados podremos sobrevivir a los días calurosos sin ponernos como mapaches. Pero vayamos paso a paso.

Lo más importante es conocer las causas de la aparición de las manchas. Las más comunes suelen ser:

  • Temas hormonales
  • Medicación fotosensible
  • Embarazo
  • Productos de cuidado de piel mal utilizados
  • Depilaciones a destiempo
  • Colonias y perfumes mal aplicados

¿Cuál es su origen entonces? Muy sencillo. Si se genera una rojez o tiene lugar un incremento circulatorio en la piel y después pasamos tiempo al sol, se generará automáticamente una mancha oscura en la epidermis. Esto abarca desde arañazos y granos hasta los moratones.
Cuando se produce una rojez, lo que realmente está detectando el organismo es una desprotección y fragilidad en ese área. Es decir, una zona de piel “rosada” con riesgo de ser herida o quemada, vulnerable. Y la forma de responder a ello es poner en marcha su mecanismo natural de defensa, es decir, la melanina. Se empieza a generar un número mayor de melanocitos con la misión de cubrir ese área vulnerable (la rojez) para protegerla del exterior, permitiendo la aparición de las famosas manchas.

Aquí os dejamos una lista de las más típicas:

  • “Me depilo el labio” con cera, hilo, láser, etc.

Esa piel está enrojecida y acto seguido me voy a la calle. Me da el sol y pasado un tiempo (el efecto es acumulativo) me doy cuenta de que de repente un día tengo una mancha oscura tremenda.

  • “Me han salido manchas de un medicamento”.

Aunque el responsable no es el medicamento en sí, sino el aumento microcirculatorio que éste provoca. Y a pesar de que no nos veamos la cara roja, sí tenemos un incremento circulatorio, que conlleva un aumento de protección de nuestro organismo. Esto genera un mayor número de melanocitos para cubrir justo las zonas más expuestas que suelen ser mejillas, frente y barbilla.

  • "Las manchas han salido donde suelo tener rozaduras"

Otro caso quizás menos relacionado con esto son las típicas manchas oscuras que salen a algunas personas en la zona de las axilas y las ingles, por el constante roce piel con piel. Incluso con ropa de por medio se genera continuamente una fricción que provoca enrojecimiento. Con lo cual, aunque aquí no nos dé el sol, el organismo va a generar más melanocitos igualmente para asegurar la resistencia de esa piel en constante fricción.

Y como estos, podríamos pensar mil casos más. Sin embargo, con este post queremos centrarnos en darte unas nociones básicas de cuidados para la piel en verano, que nos permitirán no pigmentarnos en exceso o no pigmentarnos directamente.

Aquí os dejamos unas cuantas soluciones para que eso no ocurra:

  • En casa, podemos utilizar diariamente, preferiblemente por la noche, un sérum de Vit C (ácido ascórbico). Inhibe la formación de melanina (entre sus numerosos beneficios) y es el único que garantiza que no aparecerán nuevas manchas. Lo ideal es que esté formulado sólo con ácido ascórbico, y no mezclado con cítricos (ya que éste si es fotosensible) aunque si es mezcla (hay serums y magníficas mascarillas que lo son), hay que aplicarlo siempre por la noche para que no haya ningún problema.

  • Por la mañana sería muy bueno utilizar una SPF 30/50 que lleve color. Es decir, desde una BB Cream hasta un maquillaje potente valdría, pero siempre con color. El color oscuro del maquillaje es en sí una protección, ya que engañamos al organismo cubriendo las áreas vulnerables (desde las rojeces hasta las manchas ya existentes) con ese color oscuro. Y al no existir un riesgo para él, no produce un aumento de melanina, con lo cual no hiperpigmentamos. ¡Así de sencillo! Los maquillajes de buena calidad, hoy en día son auténticos productos de tratamiento para la piel. No hay por qué tenerles miedo.
  • En la playa o piscina siempre debemos de utilizar además sombreros o gorros y gafas XXL para tener expuestas al sol el menor número de zonas sensibles.
  • Y por supuesto, intentar evitar dentro lo posible las horas de mayor sol. A menudo pensamos que cuanto más calor o luz haya mejor será nuestro bronceado y ese es un error que puede resultar muy perjudicial.

Pero si todavía no te has quedado tranquil@, lo mejor es que acudas a un buen especialista que te asesore. En Centro Corpore disponemos de un protocolo exclusivo, basado en la Vit C (ácido ascórbico) combinado con fototerapia LED, que prepara y mantiene la piel para que esté perfecta durante la época estival. Hacemos un seguimiento personalizado para valorar la evolución de la piel y averiguamos qué producto es el más adecuado para ti (tenemos dos tipos de protocolos con Vit C que dependen del momento en que vayan a aplicarse): no es lo mismo irte a la playa que estar en la ciudad. O buscar una prevención para inhibir manchas ya existentes.

Al igual que todos los tratamientos que realizamos en Corpore, pautamos el tratamiento de forma personalizada. Trabajamos principalmente con dos productos estrella: los concentrados de Vit C de Anubis y con las ampollas Radiant de PBSerum, ambos disponibles en nuestro centro. El éxito de estos productos radica en pautar bien su uso, algo en lo que estaremos encantadas de ayudarte. Sólo tienes que solicitar una cita para realizar la valoración con nuestro departamento de Estética.

¡Las manchas ya no son un problema!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad