DRENAJE LINFÁTICO

“Mejora la circulación, elimina la retención de líquidos y disminuye la fatiga de las piernas cansadas”

DRENAJE LINFÁTICO

En cualquier momento del año, sobre todo en verano, es posible que tu sistema linfático te pida un extra de cariño.

Por eso, un drenaje linfático, puede reducir tanto edemas como hinchazón de piernas y posibles problemas circulatorios.

Trata de forma específica zonas tras intervenciones quirúrgicas o problemas derivados del sistema linfático.

Se realiza un masaje suave, de baja intensidad sobre las cadenas linfáticas, por lo que su efectividad es muy alta.

Consiste en estimular el sistema linfático a través de suaves movimientos con el fin de equilibrar el contenido de agua en el organismo. Elimina el exceso de líquido extracelular y evita el estancamiento de la linfa.

Además, es un método indoloro que proporciona relajación y bienestar general al gracias a la aparición natural de endorfinas.

Este tratamiento, también consigue aumentar la circulación sanguínea y mejorar el flujo linfático, aliviando el dolor producido por las varices.

Así que, mejora tu circulación y ¡Luce tus piernas!

 QUÉ BENEFICIOS NOTARÁS

 

  • Mejora los edemas tantos de las piernas como los brazos, gracias a la mejora del sistema linfático de retorno.
  • Alivia el dolor producido por las varices.
  • Combate la celulitis
  • Ayuda en la pérdida de volumen. Por lo que se recomienda como complemento en tratamientos para la pérdida de peso.
  • Alivia la fatiga de las piernas cansadas y mejora el flujo de oxígeno de todo el cuerpo.
  • Ayuda a eliminar toxinas del organismo.
  • Mejora el estreñimiento.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad